Saltear al contenido principal

Hay muchas razones por las que os podría decir que me encanta ser fotógrafo de bodas. Pero entre las que destaco está la gran diferencia entre  cada uno vosotros y lo común entre todas, el amor y cariño que os procesais.

Rosi y Javi, tenían ideas muy concretas, sabían el tipo de sitio que querían y sabían exactamente fotos que si o si, no podíamos dejar escapar. Tuvimos muchísima suerte con el dia, ya que, tras varios intentos fallidos por culpa del mal tiempo, nos vimos obligados a aplazarla.

Empezando con su “clásica Vespa” y recorriendo un poco la ruta de los faros de “Cabo Home” y la playa, el resultado es un reportaje precioso y romántico.

Todo es cuestión de gustos, pero espero que este sea del vuestro, tanto como me ha gustado a mi hacerla.

Volver arriba