Saltear al contenido principal

Este es el dia que conoci personalmente a esta adorable familia, ya que residían en Tenerife y todo el contacto había sido por vía telefónica.

Anteriormente había estado hablando mucho con ella, exponiendo ideas, concretando el sitio… esas cosillas. Decidimos que la mejor opción era hacer la sesión en dos partes,  una familiar y otra de pareja.

Tenemos por un lado al hombretón de la familia, muy tímido pero con una mirada cómplice con su hermana, que por otro lado si que ya tenía una mirada muy pilla y de lo más pícara.

Entre todos encontramos un buen equilibrio, en el que entre risas y algo de vergüenza conseguimos un resultado fantástico.

 Escogimos un punto de Vigo de lo más bonito y destacado por sus increíbles vistas, que enmarcan a lo lejos las Islas Cíes de fondo. Y entre mirada y mirada, entre beso y beso y algún que otro cariño, finalizamos el reportaje. 

Volver arriba