Saltear al contenido principal

A Sandra y Marco los conocía hace mucho, ya que Sandra y yo estudiamos en el mismo cole, aunque ella era mayor. Poco a poco y al pasar el tiempo los iba viendo por Cangas y aunque no tenía trato con ellos, veía esa conexión y esa pareja que te cruzas por la calle y dices… ” jo que felices parecen “

Os podreis imaginar la ilusión que me hizo cuando vi a Sandra entrar por la puerta de mi estudio y decirme que se casaba. He de deciros que ellos son una de las parejas con las que he trabajado, que menos les gustaba las fotos, parece difícil verdad ? Pues  para nada, todo lejos de esto. 

Muy al pesar de Sandra y Marcos, el día de su boda no se puede evitar o escapar de ciertas fotos digamos que obligadas, pero sí que les ayudé y puse todo en mi mano para que se sintieran lo más cómodos posibles.

¿ Os sentís identificados con ellos ? Echarle un vistazo a su reportaje.

Volver arriba